Enfermedades nuevas, preocupaciones varias

Ago 25

Enfermedades nuevas, preocupaciones varias

@Juan_Zamo

Las enfermedades, como he podido exponer en varios de mis entradas, nunca dejan de sorprenderme en lo que a mi pequeña se refiere.

Espero que todos estos “sustos” que yo paso, puedan servir de ayuda a algun lector en su futuro como padre primerizo!

 

Desde que nació, ha pasado por catarros, resfriados, una pequeña neumonía, fiebres sin sentido…. vamos, cosas normales creo yo. Pr mucho cuidado que tengamos con ella, creo que es totalmente imposible protegerla de enfermedades o por lo menos de malestares de menor o mayor grado.

 

Pero debo reconocer que de las últimas situaciones, ha sido la última la que peor he llevado.

 

Tenía mocos, un resfriadillo de verano supongo. La playa, los paseos, y el sudor y el cambio inevitable del tempo este 2013, que está medio loco, hizo el resto.

 

Calló en una fiebre, poca cosa, destemplanza. Le dimos los medicamentos oportunos. Apiretal, Dalsi y algún jarabe para frenar la tos, pero el resfriado y el estado febril no remitía.

 

Fue entonces cuando, a la mañana siguiente, se despertó, la cogimos como cada mañana, y notamos algo raro. Lucia andaba mal, andaba raro. Al rato, no quería anda. Se sentaba y no se podía poner de pie. Creímos que era algo pasajero. – Se le habrá quedado una piernita dormida mientras dormía- pensamos, pero no. Su malestar no se le pasaba, así que ya preocupado, acudí al médico de urgencias.

 

Coxitis fugaz nos indico el médico. Al parecer, tras una infección vírica y fiebre leve, en ocasiones se les inflama las caderas, y hace que la pequeña le cueste mantenerse en pie, andar, o hacer cualquier esfuerzo. – “Con unos antiinflamatorios y un jarabe, remitirá en unos 5 o 7 días”- nos dijo el doctor.

 

Pasamos unos días fatal. Veíamos, impotentes, como ella quería andar, y se quejaba, ponía carita de dolor para según qué movimiento, y más aun, ella quería hacer algunos movimientos forzados y nos veíamos obligados a impedírselo por indicaciones del pediatra, que nos dijo que aparte, debía de tomar descanso y evitar movimientos fuertes y forzados.

 

3 días solamente duro su calvario. Al 3 día ya estaba poniéndolo todo por medio, anda perfecto, corría, y hasta se atrevió a subir 3 peldaños de las escaleras de casa.

 

Terminamos el tratamiento de 5 días de los antiinflamatorios y el jarabe, y acabo nuestro calvario, pero esa dichosa tos, no termina de quitarse. Supongo que con algo más de cuidado, mucho lavados de nariz y quizás algún jarabe puntual, acabara desapareciendo.

Deja tu comentario