Aumentando riesgos, aumentando seguridad.

May 03

Aumentando riesgos, aumentando seguridad.

@Juan_Zamo

Ya pasa mi pequeña el año, y la verdad que es impresionante como cada día hace mas cosas y está más despierta.

Creía que el desarrollo tan importante a lo largo del primer año era drástico y digno de mención, pero es que el que está llevando ahora a cabo creo que es igual o más intenso.

Ya no solo por el intento de conversación que lleva, o como mira a unos y otros según como le resulta, sino en cuestión a movilidad e independencia locomotora.

Y sí, ya sé que amigos míos como Javi Naharro (@JaviTheSpartan) me lo avisaron: -Cuando empiece a andar, sabrás el trabajo que tiene – y ahora lo sé.

Así que como objeto de prevención, tenemos que tomar medidas en casa, empezando por los típicos salvaenchufes, para que no meta o curiosee en ellos, o para bloquear puertas, y que se cierren accidentalmente y se pueda coger los deditos.

Hoy, nos hemos hecho con una valla para que no pase por sitios concretos. En nuestro caso, el subir la escalera.

La dejamos de vez en cuando que a su libre albedrío ella ande por el pasillo, pero siente una enorme curiosidad por la escalera y subir poco a poco. Claro que siempre estamos atentos para que no suba, pero, ¿y si se nos escapa?, así que decidimos hacernos con una de esas vallas. Las hay de mil formas y colores, con cierres automáticos, manuales, de madera, de metal, atornilladas, con clics, a presión…

Después de ver varias, nos decantamos por un modelo de madera, con instalación a presión. Modelo Lindom: Serie Sure Shut Deco.

El hueco a ocupar el de 95 cm, y la puerta ocupa 85cm, pero venden por separado modules extensibles de diferentes medidas para adecuarlo al hueco a cubrir. La puerta la compramos por 50€, y la extensión a 9. Un total de 60 € que creo que ha estado bien invertido.

La instalación es facilísima. Casi no hay que leer manual de instrucciones. Me parece que la instalación es medianamente fuerte o por lo menos, lo justo para que sea cómoda de sostener y que la pequeña no pueda quitar o demonstrar todo el tinglado. La apertura es hacia cualquiera de los dos lados o bien a los dos lados a la vez, y tiene un cierre automático muy útil y simple y con un funcionamiento correcto, que permite mantener cerrada la puerta y abrirla de forma fácil y sencilla.

Supongo que según vayan saliendo obstáculos en casa, tendremos que ir cubriéndolas poco a poco, pero por ahora, creo que esta todo casi cubierto.

 

Y vosotros, que otras medidas normales o extrañas habéis tenido que tomar en casa con los peques!

Deja tu comentario