Apto para papás, y papás aptos

Jun 15

Apto para papás, y papás aptos

@Juan_Zamo

Lucía crece por día, y cada vez requiere más de nuestra ayuda y atención.

Yo no se en vuestro caso, pero en el mío, y me consta que en el de la familia media, cuando nace un niño, tener a una compañera es un tesoro. Y yo tengo, por suerte, el mayor de los tesoros a mi lado.

Por desgracia, y porque así lo dicta la ley, yo, como padre, tengo solo 15 días para ocuparme de mi hija, y luego debo volver al trabajo (y gracias a dios, que con la que esta cayendo…), pero a las mamás les dan algo mas. De 3 a 6 meses de media.

Incansable, comprensiva, heroína…. No tengo palabras para definir a mi mujer, porque se merece cualquier halago al esfuerzo y dedicación que tiene con Lucía.

Desgraciadamente, trabajo muchas horas, y desde muy temprano no llego a casa hasta altas horas de la tarde. Poco tiempo tengo para ayudar, pero también, el poco que tengo, quizás no lo administre bien, ya sea por el cansancio del día de trabajo, o porque tengo tantas cosas que hacer, y tan poco tiempo, que confundo las prioridades. Señores, fácil, NO ES.

Es difícil acertar con tus pretensiones hacia tu hija, cuando tienes tan poca practica y tiempo, desgraciadamente, pero aun así se intenta, y se consigue. Pero como digo, estoy muy tranquilo, porque a su lado esta Ayxa, que la cuida, la está conociendo, y cada día tiene mas férrea esa conexión madre hija, creando un vinculo único entre ellas.

Quizás se me hace un mundo, en una tarde las posibles tareas a mi niña : comer, estimular, cambiar, limpiar, pasear, dormir, mimar…. Pero papás… SE PUEDE!

Es mas, los papás, tenemos otra durísima y obligada tarea, y es mimar no solo a tu hija o hijo, sino a sus mamás.

Suelen estar muy sensibles, porque lo que me pueda parecer a mi un mundo, en una tarde, ella debe hacerlo durante todo el día, y obviamente, les afecta el estress y cansancio acumulado.
Puedo asegurar que es una tarea recompensada, por el amor de tu hija, por sus miradas o sus sonrisas, pero cansada como la que más. Y si encima a eso, le damos un baño de hormonas…

Debemos comprenderlas, intentar no enfadarnos (que algunas veces lo conseguiremos…. Otras no tanto ), e intentar que se sientan agusto con tu llegada a casa, y te tomen como un alivio, no como una carga.

  • Intenta ir a dar paseos con ella. Si estáis muy cansando por el curro, no vayáis todos los días, pero intentar que se den dias para pasear.
  • Dedícale los fines de semana. En los días que no trabajas, intenta dedicarle el tiempo máximo a madre e hija, ya sea con la familia, o con los amigos, pero intenta que tu pareja se lo pase bien, y descanse. Ella no ha dejado de trabajar, ella no esta de vacaciones, ella solo ha cambiado el lugar de trabajo. Merece también los fines de semana.
  • Sorpréndela de vez en cuando. Una ropita, una cena o un tapeo fuera de casa. Una película en un buen sofá mientras duerme la peque. A ella también le gusta esos momentos que no puede tenerlos cuando esta sola con la peque.
  • Dile lo guapa que esta. Muchas mamás se sientes “feas” por su aspecto después del embarazo. Nosotros sabemos que nos siguen gustando igual, porque son mas que nuestra mujer, y siempre nos van a gustar, pero ellas necesitan escucharlo. Si se siente mal por su aspecto, y crees que va a ayudarle, anímala a hacer deporte, a mantenerse en forma. Comprad un equipo que la anime a hacer ejercicio, y que se sienta mejor.
  • Comparte tus hobbies con ella. En mi caso, me gusta la fotografía. Ve con tu equipo a algún sitio, y haceros un reportaje de fotos, solos, o con la pequeña. Seguro que es un gran día.

 

Como veis, papás, tenemos que intentar hacer felices a nuestros pequeños, a toda costa, porque no solo estos momentos son aptos para papás, sino que debemos también ser papás aptos.

Deja tu comentario