Malas noches.

Jun 05

Malas noches.

@Juan_Zamo

Tuve la suerte de que Lucía, resultó ser tranquila.

Aún así, y según tengo entendido, por muy tranquilo que sea el bebé, siempre te brindara malas noches.
Ya sea por salud, por intranquilidad, o porque el cansancio hace acto de presencia durante algunos días seguidos.

Con mi niña, llevo 3 días que está con gases. Y sé que son gases porque así lo expresa con el movimiento de sus piernas, el dolor que puede estar sufriendo en la barriguita.

Aún no la hemos llevado al medico porque no creemos que sea necesario, pues como digo, son solo 3 días, y no seguidos, los que ha estado así. Pero si sigue de esa guisa, tendremos que llevarla ya no por las noches que podamos pasar nosotros, que como padres, habrá que sufrirlas, sino por ella, porque debe estar pasándolo mal.

De tanto probar posturas y formas de relajarla, al final damos con las que pueden ayudarle.

Los masajitos, suaves con la mano en la barriga, le relajan mucho. Tarda un par de minutos en notarlos, pero cuando los nota, se relaja. Lo malo es que para que ella los “disfrute”, debe estar en una posición sentada, y con lo pequeña que es, no es muy conveniente esa postura durante mucho tiempo.

Cuando termina de comer, suele “echar” la leche, mínimo un par de veces. Supongo que es normal, aunque el medico nos tendrá que decir si lo es o no. La primera visita al medico me la perdí, por cuestiones laborales, pero la siguiente, intentare no perdérmela.

Justo al terminar de comer, su mamá la tumba boca abajo en sus piernas. Le encanta!. Es cuando se relaja muchísimo, y normalmente se queda dormida.

Lo peor, es cuando llora sin motivo aparente. Y digo aparente, porque siendo tan pequeña, y si llora, es por algo.

Entonces su mamá la coge de mil formas diferentes, y no hay manera, hasta que como de una caja fuerte se tratase, da con la combinación exacta y se queda dormida.
Tanto ella como yo, hemos aprendido su postura. La mía, particularmente, es bocabajo, en mis brazos como si de un columpio se tratase, dejando caer su cabeza en mi antebrazo.

En esa postura, cuando me nota andar, se relaja bastante y la mayoría de las veces, cae rendida. Pero claro, hay momentos que los gases, no perdonan, y ni esa, ni ninguna postura la relaja.

Tres noches ha estado mi pequeña un poco incomoda con los gases, creemos. Si es así, espero que con el tiempo vaya a mejor, y no se complique la cosa. No hay nada que lamentaría más, que como muchos padres me han dicho, sufra de cólico lactante.

Como siempre os digo papás: Paciencia, tranquilidad, cariño, y veréis como obtenéis recompensa.

Deja tu comentario